Skip navigation

Números 22:1-24:25

El burro de Balaam

21
Entonces Balaam se Levantó muy de mañana, Aparejó su asna y se fue con los principales de Moab.
22
Pero el furor de Dios se Encendió cuando él iba, y el ángel de Jehovah se Presentó en el camino como un adversario suyo. Balaam iba montado sobre su asna, acompañado de dos de sus criados.
23
Y el asna vio al ángel de Jehovah, quien estaba de pie en el camino con su espada desenvainada en la mano. El asna se Apartó del camino y se fue por un campo. Y Balaam Azotó al asna para hacerla volver al camino.
24
Entonces el ángel de Jehovah se puso de pie en un sendero entre las viñas, el cual Tenía una cerca a un lado y otra cerca al otro lado.
25
El asna vio al ángel de Jehovah y se Pegó contra la cerca, presionando la pierna de Balaam contra la cerca. Y éste Volvió a azotarla.
26
El ángel de Jehovah Pasó Más adelante, y se puso de pie en un lugar angosto, donde no Había espacio para apartarse a la derecha ni a la izquierda.
27
El asna, al ver al ángel de Jehovah, se Recostó debajo de Balaam. Y éste se Enojó y Azotó al asna con un palo.
28
Entonces Jehovah Abrió la boca del asna, y ésta dijo a Balaam: --¿Qué te he hecho para que me hayas azotado estas tres veces?
29
Balaam Respondió al asna: --¡Porque te burlas de Mí! ¡Ojalá tuviera una espada en mi mano! ¡Ahora mismo te Mataría!
30
El asna dijo a Balaam: --¿Acaso no soy yo tu asna? Sobre Mí has montado desde que me tienes hasta el Día de hoy. ¿Acaso acostumbro hacer esto contigo? Y él Respondió: --No.
31
Entonces Jehovah Abrió los ojos a Balaam, y él vio al ángel de Jehovah de pie en el camino, con su espada desenvainada en su mano. Balaam se Inclinó y se Postró sobre su rostro,
32
y el ángel de Jehovah le dijo: --¿Por qué has azotado a tu asna estas tres veces? He Aquí, yo he salido como adversario, porque tu camino es perverso delante de Mí.
33
El asna me ha visto y se ha apartado de mi presencia estas tres veces. Si no se hubiera apartado de Mí, yo te Habría matado a ti, y a ella Habría dejado viva.
34
Entonces Balaam dijo al ángel de Jehovah: --He pecado. Es que yo no Sabía que te Habías puesto en el camino, contra Mí. Pero ahora, si esto te parece mal, yo me volveré.
35
Y el ángel de Jehovah dijo a Balaam: --Vé con esos hombres, pero Hablarás Sólo la palabra que yo te diga. Así Balaam fue con los principales de Balac.
36
Y al Oír Balac que Venía Balaam, Salió a su encuentro en una ciudad de Moab que Está junto a la frontera del Arnón, en el extremo del territorio.
37
Entonces Balac dijo a Balaam: --¿Acaso no envié yo a llamarte con urgencia? ¿Por qué no viniste a Mí? ¿Acaso no puedo yo honrarte?
38
Balaam Respondió a Balac: --He Aquí yo he venido a ti; pero ahora, ¿podré hablar cosa alguna? ¡La palabra que Dios ponga en mi boca, ésa hablaré!
39
Entonces Balaam fue con Balac, y llegaron a Quiriat-juzot.
40
Luego Balac hizo matar toros y ovejas, y Envió porciones a Balaam y a los principales que estaban con él.
41
Sucedió a la mañana siguiente que Balac Tomó a Balaam y lo hizo subir a Bamot-baal. Desde Allí Balaam vio un extremo del campamento.

Números 23

El primero discurso de Balaam

1
Entonces Balaam dijo a Balac: --Edifícame Aquí siete altares, y Prepárame siete toros y siete carneros.
2
Balac hizo como le dijo Balaam, y ofrecieron Balac y Balaam un toro y un carnero en cada altar.
3
Luego dijo Balaam a Balac: --Quédate de pie junto a tu holocausto, y yo me iré; Quizás suceda que Jehovah me venga al encuentro. Cualquier cosa que me muestre, te la avisaré. Y él se fue a un cerro.
4
Luego Dios vino al encuentro de Balaam, y éste le dijo: --Siete altares he preparado, y en cada altar he ofrecido un toro y un carnero como holocausto.
5
Entonces Jehovah puso palabra en la boca de Balaam y le dijo: --Vuelve a donde Está Balac, y Háblale Así...
6
Después Volvió a Balac. Y he Aquí que éste estaba de pie junto a su holocausto, él y todos los principales de Moab.
7
Entonces Balaam Pronunció su Profecía y dijo: "Desde Siria me trajo Balac, rey de Moab, desde las montañas del oriente. 'Ven', dijo; 'Maldíceme a Jacob. Ven; condena a Israel.'
8
"¿Cómo he de maldecir a quien Dios no maldice? ¿Y Cómo he de condenar al que Jehovah no condena?
9
Porque desde la cumbre de las peñas lo veo; desde las colinas lo diviso. He Aquí un pueblo que ha de habitar solitario y que no ha de ser contado entre las naciones.
10
¿Quién Contará el polvo de Jacob? ¿Quién Calculará la polvareda de Israel? ¡Muera yo la muerte de los justos, y sea mi final como el suyo!"
11
Entonces Balac dijo a Balaam: --¿Qué me has hecho? ¡Te he tomado para que maldigas a mis enemigos, y he Aquí Tú los has colmado de bendiciones!
12
El Respondió diciendo: --¿Acaso no he de tener cuidado de hablar lo que Jehovah ponga en mi boca?

El secondo discurso de Balaam

13
Entonces Balac le dijo: --Por favor, ven conmigo a otro lugar desde el cual lo puedas ver. Sólo Verás un extremo de él; no lo Verás todo. Maldícemelo desde Allí.
14
Entonces lo Llevó al campo de Zofim, en la cumbre del Pisga, y Allí Edificó siete altares y Ofreció en holocausto un toro y un carnero en cada altar.
15
Y Balaam dijo a Balac: --Ponte Aquí junto a tu holocausto, y yo iré a encontrarme con él Allá.
16
Entonces Jehovah vino al encuentro de Balaam y puso palabra en su boca, diciéndole: --Vuelve a donde Está Balac, y Háblale Así...
17
Después Volvió a Balac, y he Aquí que éste estaba de pie junto a su holocausto, y con él los principales de Moab. Y Balac le Preguntó: --¿Qué ha dicho Jehovah?
18
Entonces él Pronunció su Profecía y dijo: "Balac, Levántate y escucha; préstame Atención, oh hijo de Zipor.
19
Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no lo Hará? Habló, ¿y no lo Cumplirá?
20
He Aquí, yo he recibido la orden de bendecir. El ha bendecido, y no lo puedo revocar.
21
"El no ha notado iniquidad en Jacob, ni ha visto maldad en Israel. Jehovah su Dios Está con él; en medio de él hay Júbilo de rey.
22
Dios, que lo ha sacado de Egipto, es para él como los cuernos de un toro salvaje.
23
No hay encantamiento contra Jacob, ni Adivinación contra Israel. Ahora se Dirá de Jacob y de Israel: '¡Lo que Dios ha hecho!'
24
¡He Aquí un pueblo que se levanta como leona, que se yergue como León! No se Echará hasta que coma la presa y beba la sangre de los que ha matado."
25
Entonces Balac dijo a Balaam: --Ya que no lo maldices, ¡por lo menos no lo bendigas!
26
Luego Balaam Respondió y dijo a Balac: --¿No te he dicho que todo lo que Jehovah diga, eso he de hacer?

El tercer discurso de Balaam

27
Y Balac dijo a Balaam: --Por favor, ven; te llevaré a otro lugar. Quizás parezca bien a Dios que me los maldigas desde Allí.
28
Balac Llevó a Balaam a la cumbre de Peor que mira hacia Jesimón.
29
Entonces Balaam dijo a Balac: --Edifícame Aquí siete altares, y Prepárame Aquí siete toros y siete carneros.
30
Balac hizo como le dijo Balaam, y Ofreció un toro y un carnero en cada altar.

Números 24

1
Cuando Balaam vio que a Jehovah le Parecía bien que bendijese a Israel, no fue como las otras veces en busca de encantamientos, sino que Afirmó su rostro hacia el desierto.
2
Balaam Alzó sus ojos y vio a Israel acampado Según sus tribus, y el Espíritu de Dios vino sobre él.
3
Entonces Pronunció su Profecía y dijo: "Dice Balaam hijo de Beor, dice el hombre cuyo ojo es perfecto;
4
dice el que escucha los dichos de Dios, el que ve Visión del Todopoderoso, Caído, pero con los ojos abiertos:
5
"¡Cuán hermosas son tus tiendas, oh Jacob; tus moradas, oh Israel!
6
Se extienden como vegas, como huertos junto al Río, como áloes plantados por Jehovah, como cedros junto a las aguas.
7
El agua Correrá de sus baldes; su simiente Tendrá agua en abundancia. Su rey Será Más grande que Agag; su reino Será enaltecido.
8
"Dios que lo ha sacado de Egipto es para él como los cuernos de un toro salvaje. Devorará a las naciones enemigas; Desmenuzará sus huesos y las Destrozará con sus flechas.
9
Se agacha y se echa cual León; y como leona, ¿quién lo Despertará? ¡Benditos sean los que te bendigan, y malditos los que te maldigan!"
10
Entonces se Encendió el furor de Balac contra Balaam, y dando palmadas Balac dijo a Balaam: --¡Yo te he llamado para que maldigas a mis enemigos, y he Aquí Tú los has colmado de bendiciones estas tres veces!
11
¡Ahora Lárgate a tu lugar! Yo dije que te Llenaría de honores, pero he Aquí Jehovah te ha privado de honores.
12
Y Balaam Respondió a Balac: --¿Acaso no hablé yo a tus mensajeros que me enviaste, diciendo:
13
"Aunque Balac me diera su casa llena de plata y de oro, yo no Podría transgredir el mandato de Jehovah, para hacer cosa alguna, buena ni mala, por mi propia voluntad, y que Sólo lo que Jehovah dijera, eso Diría yo"?
14
Ahora, he Aquí me voy a mi pueblo. Por tanto, ven, te advertiré lo que este pueblo ha de hacer a tu pueblo en los últimos Días.

El cuarto discurso de Balaam

15
Entonces Pronunció su Profecía y dijo: "Dice Balaam hijo de Beor, dice el hombre cuyo ojo es perfecto;
16
dice el que escucha los dichos de Dios, el que tiene el conocimiento del Altísimo; el que ve Visión del Todopoderoso, Caído, pero con los ojos abiertos:
17
"Yo lo veré, pero no ahora; lo contemplaré, pero no de cerca: Una estrella Saldrá de Jacob, se Levantará un cetro de Israel. Aplastará las sienes de Moab y los Cráneos de todos los hijos de Set.
18
También Edom Será conquistada; Seír Será conquistada por sus enemigos. Pero Israel Hará proezas;
19
uno de Jacob Dominará y Destruirá a los sobrevivientes de la ciudad."

El Ultimo discurso de Balaam

20
Al ver a Amalec, Pronunció su Profecía y dijo: "Amalec fue la primera de las naciones, pero su final Será Destrucción."
21
Al ver a los queneos, Pronunció su Profecía y dijo: "Firme es tu Habitación, y pones en la peña tu nido.
22
Pero los queneos Serán destruidos. ¿Para Cuándo Asiria te Tomará cautivo?"
23
Luego Pronunció su Profecía y dijo: "¡Ay! ¿Quién Vivirá cuando Dios haga esto?
24
Saldrán naves de la costa de Quitim, que Humillarán a Asiria, y Humillarán a Heber; pero también él Vendrá a Destrucción."
25
Entonces Balaam se Levantó y se fue de regreso a su tierra. También Balac se fue por su camino.

Jump to navigation